Las técnicas más utilizadas por los headhunters

En el manual “Selección por competencias” de Martha Alles, encontramos una definición del método Head Hunting:

Head hunting: método de selección de personas para un puesto determinado, basado en la realización de una investigación de mercado enfocada en los mejores profesionales que ocupan puestos similares en otras empresas, usualmente del mismo estilo de organización que la demandante y, a continuación, el posterior llamado a los candidatos así detectados para ofrecerles participar en un proceso de selección. No se convoca a personas que buscan trabajo sino que se le ofrece una posición a una persona que tiene trabajo y que, en principio, no desea cambiar.

La gente de habla hispana que desconoce este término, al escuchar la palabra “headhunter” le viene a la mente la traducción al español “cazador de cabezas” o alguna película de asesinos con este título. Con la moda de utilizar términos en inglés (coaching, mentoring, empowerment, etc.) para parecer modernos y globales, muchas veces confundimos a la gente.

La traducción que creo más acertada es: “cazadores de talento“.

Las técnicas que utilizan los headhunters:

Los cazadores de talento o headhunters suelen ser profesionales que se dedican al reclutamiento y selección de personal en las empresas o consultoras de Recursos Humanos. El headhunting no es más que una tarea del puesto, en la que se trata de realizar una búsqueda exhaustiva a través de plataformas de empleo, redes sociales e incluso directamente en las empresas, de personas que cumplan con un perfil específico para una vacante.

Muchas veces, con publicar una vacante en las fuentes de reclutamiento no es suficiente para encontrar a los mejores candidatos para un puesto de trabajo. O a lo mejor la vacante es urgente y se pierde mucho tiempo en la recepción de currículos. Es entonces cuando hay que recurrir a esta buena técnica de reclutamiento, al headhunting o búsqueda de talento.

Básicamente consiste en una búsqueda compleja de candidatos que cumplan con los requisitos de la vacante a través de todos los medios que el especialista tiene a su alcance.

Un ejemplo de llamada realizada por un headhunter podría ser algo parecido a ésto:

  • Buenos días, ¿tengo el gusto con el Sr./Sra. X?
  • Sí, soy yo. ¿Quién habla?
  • Mi nombre es Sergio Fernández, especialista en reclutamiento y selección de “nombre de la empresa”, y el motivo de mi llamada se debe a que buscando perfiles con experiencia en “el perfil de la vacante”, encontramos el suyo. Actualmente tenemos una oferta de trabajo que quizá pueda interesarle. ¿Se encuentra abierto/a a escuchar ofertas?
  • Sí, adelante, ¿de qué se trata?
  • Se trata de una empresa de … (aquí el headhunter vende la oferta de trabajo lo mejor posible, con todo tipo de detalles, resolviendo las dudas que pueda tener el potencial candidato para el puesto).

Las 2 competencias nucleares que se requieren para realizar un buen headhunting según mi criterio son:

  1. Alta capacidad de búsqueda e investigación.
  2. Habilidades comunicativas y de persuasión para vender (en este caso un puesto de trabajo).

Si te llama un headhunter, seguramente eres una persona con talento y con potencial para un buen puesto de trabajo. Como es lógico, para que te contacte un headhunter debes de estar registrado en alguna página de empleo (OCC, computrabajo, infojobs, bumeran, etc.) pero sobretodo en LinkedIn.

LinkedIn es una colección cada vez mayor de perfiles profesionales y una herramienta imprescindible para el headhunter.

Si necesitas este servicio, contacta conmigo y me pongo manos a la obra para encontrar al talento que buscas.

Por último, ¿te ha contactado alguna vez un headhunter?

Escribe tu comentario debajo de este artículo y comparte tu experiencia y opinión al respecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.